PROYECTO: MIS ALUMNOS CREAN Y YO RECREO

__________________________________________________________________________________

 CREATIVIDAD COMO BASE

Palabras de A. Einstein pueden ser la clave precisa para entender la justificación de este proyecto.  La imaginación –decía- es más importante que el conocimiento. Hoy día nos encontramos en la era de la información; somos la generación del conocimiento. Sólo se valora  a las personas por lo que han estudiado o por lo que saben. Lo que más preocupa es que la juventud esté muy preparada para superar los problemas de la vida. ¡Qué error! La mejor solución suele ser la más imaginativa, no la más estudiada. La mejor solución sorprende por su frescura y por romper con lo anterior.

El que imagina es capaz de ingeniar y puede crear cosas nuevas que cambien el mundo. El que conoce, no. El que conoce sólo puede analizar lo que le rodea. Comprende de dónde vienen las cosas, puede que comprenda su  por qué de   e incluso a dónde van, pero nunca será capaz de crear algo nuevo.

Los hombres más grandes de la historia siempre han sido más creativos que conocedores. Cuando empecemos a cambiar esta forma de pensar el mundo irá mejor. Mientras tanto seguiremos igual que siempre.

DIBUJO Y NUEVAS TECNOLOGÍAS

La cultura ha pasado de ser un acto espontáneo e individual a ser un fenómeno organizado y a menudo, resultado del trabajo en equipo. Cuando la cultura era un fenómeno espontáneo no existían intermediarios entre los creadores y el público. A medida que encontramos situaciones más complejas aparecen profesionales cuya misión es acercar la creación artística a su público, facilitar las actividades divulgativas de los creadores y estimular el interés de la ciudadanía por la actividad cultural.

En definitiva, para ser un buen gestor cultural de las próximas décadas, no sólo bastará con tener sensibilidad cultural sino una formación especializada en gestión pública o privada. Los tiempos de amateurismo de artistas reciclados o educadores desmotivados de la docencia han pasado.

El Arte Digital es la fusión del Arte y  Tecnología y es tan amplio el abanico de posibilidades que ofrece de cara al presente pero sobre todo al futuro que de ninguna manera puede ser relegado en educación. La revolución digital comenzó en 1980. y es imposible hoy conocer exactamente hasta donde llevará al hombre dicha revolución. El Arte Digital crea figuras y formas, sonidos y música que tienden o pueden tender a lo estético mediante líneas, dibujos y colores, que pueden presentarnos imágenes pictóricas.

Pero concretándonos al dibujo digital y teniendo en cuenta que el concepto más amplio de dibujo es aquel que lo define como cualquier forma de expresión de una idea, hoy tales posibilidades se han multiplicado casi al infinito generando nuevas y múltiples profesiones. 

De ahí que los alumnos deban formarse para saber  encontrar y manejar  en la pantalla del ordenador cuantas herramientas le sean de utilidad para tales objetivos.

No obstante la urgencia de afrontar el reto de las Nuevas Tecnologías, y en el caso que  me refiero, el Dibujo Digital, no implica la renuncia a lo personal y humano. Muy por el contrario, es el hombre con su sensibilidad y capacidad creativas el que tiene que manejar los hilos del progreso para hacerlos herramientas de su mejor trabajo.

Es por eso que el principal reto del educador de hoy sigue siendo el de formar personas de acuerdo con sus capacidades y de cara al futuro en el que las nuevas profesiones son ya un reto al que habrá que afrontar con preparación que no puede obviar herramientas digitales, fuente de creatividad para nuevas profesiones.

Para ello, incorporo   en mi página Web este nuevo proyecto: “Mis alumnos crean y yo recreo”

 

El objetivo de esta nueva aportación no es otro que ofrecer de primera mano los efectos que pueden aplicarse a un simple dibujo, logrando mediante ellos elevarlo a la categoría de auténtico arte que es, al menos, como yo lo veo.

Para empezar la motivación está asegurada ya que, por experiencia y repetidamente, cuando he mostrado a los alumnos sus propios dibujos, una vez que les he aplicado alguna técnica digital, la  pregunta ha sido inmediata: ¿Cómo se hace eso?

Y precisamente ahí es dónde quería llegar. De siempre me he repetido, y trascendido a otros niveles educativos, que la motivación debe preceder a cualquier trabajo que vayamos a emprender, y esta realidad es obvia y podemos comprobarla por nosotros mismos: no accedemos a trabajo alguno que no nos motive.

 Concretándonos al dibujo digital-como también dije en la introducción, y teniendo en cuenta que el concepto más amplio de dibujo es aquel que lo define como cualquier forma de expresión de una idea, hoy tales posibilidades se han multiplicado casi al infinito generando nuevas y múltiples profesiones. 

De ahí que los alumnos deban formarse para saber  encontrar y manejar  en la pantalla del ordenador cuantas herramientas le sean de utilidad para tales objetivos.